domingo, 30 de octubre de 2016

LOS HOMBRES TRISTES


Los hombres tristes sólo gozan de dos momentos de felicidad: cuando son niños, y cuando mueren. Por eso muchos hombres tristes son poetas, y escriben poemas que hablan de la infancia, que hablan de la muerte.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Palabras para un hijo que no para de crecer


Antes de luchar por un sueño debes saber tres cosas: para nadie es importante, sólo para vos; estarás arriesgándolo todo, pero los demás pensarán que son pequeñeces, tonterías, y si logras alcanzar tu meta, todos dirán que siempre creyeron en vos.

Palabras para un hijo que empieza a crecer


Para alcanzar lo que se quiere muchas veces es necesario dejar de perseguirlo, hacer pausas o incluso retroceder. Y luego seguir adelante. Perseguir un sueño, sin pausa y sin respiro, puede hacer que un hombre se vuelva loco.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

RECUERDOS

No se puede modificar el pasado, pero sí los recuerdos. Mi mayor esfuerzo siempre fue recrear en mi memoria la imagen de mi padre como un hombre protector, compañero, sabio y exitoso, que me quiso mucho.

ARRIESGARSE

La mayor parte de las personas pueden pasar toda su existencia viviendo en una isla, soportando privaciones de toda clase y disfrutando de las mismas pequeñas alegrías que de tan repetidas se disfrutan cada vez menos. Y cada tanto ocurre que uno de ellos decide buscar otro horizonte, saltar al mar. Entonces el resto permanece en la orilla boquiabierto, sintiendo que ese que se aleja es un traidor, e incluso un cobarde.

martes, 13 de septiembre de 2016

sábado, 10 de septiembre de 2016

VIVIR DEL ARTE

Cuando una persona nace en una cuna humilde, pobre, y aspira a vivir de y para una actividad artística, debe saber que el camino será arduo, a veces demasiado arduo, y muchas veces demasiado injusto. Deberá aceptar las dificultades como un precio que es necesario (indispensable) pagar. Hay que tener una gran determinación para esto, una buena dosis de humildad y un alto grado de tolerancia. El éxito llegará, tarde o temprano. Pero cuando llega, lo mejor es que nos encuentre dignos, sonrientes, sin las señales en el rostro de la viejas dificultades, de los antiguos problemas, de aquellas carencias pasadas, y con alegría en la mirada: esa alegría propia de los que aman la belleza, a las personas, la vida con sus luchas, y la libertad.


viernes, 3 de junio de 2016

domingo, 22 de mayo de 2016

LOS ESCRITORES Y SUS IMBECILIDADES

Muchos escritores se parecen a esas vecinas que se cruzan en el mercado y comienzan a hablar sobre los méritos de sus hijos (en el campo que sea) para dejar en claro que los suyos son mejores que los de su interlocutora (en el campo que sea).
En un bar escuchaba cómo dos escritoras llevaban a cabo un verdadero ping-pong, interminable, acerca de sus éxitos: si a una le habían reseñado un libro, a la otra dos; si una fue entrevistada en una radio, la otra en televisión; si una estaba trabajando en un cuento largo, la otra en un largo y arduo ensayo sobre el cuento…, y así…
El mensaje subyacente, furtivo, siempre es el mismo: “Soy mejor que tú, tienes que darte cuenta de una vez”. Lo inaudito es que actuarían del mismo modo ante Borges o García Márquez.